Entretenimiento infantil: talleres creativos para hacer en casa y estimular la imaginación de los niños

talleres creativos en casa

Los pequeños en casa, especialmente en sus primeros años de vida, tienen una necesidad constante de expresarse a través de actividades creativas que les ayuden a medirse con el mundo exterior y con ellos mismos. Generalmente, estos ejercicios se ofrecen en la escuela o en el jardín de infantes, pero ¿por qué no organizar además, un pequeño espacio dentro de la casa y dedicarlo exclusivamente a los juegos y a la creatividad?

El entretenimiento de los hijos ya no sería sólo la “tarea” de personas externas, sino también de ustedes, los propios padres, que podrían disfrutar de diferentes momentos de aprendizaje junto con sus hijos.

Este espacio se puede instalar directamente en la habitación de los niños o, dependiendo de la actividad, se pueden utilizar otras habitaciones o lugares al aire libre como estimulantes para el pensamiento creativo. Veamos juntos algunos pequeños talleres creativos que puedes hacer en casa con tus pequeños.

Talleres creativos para niños: en casa con mamá y papá

Día de la Madre, Día del Padre o Día de los Abuelos, Carnaval, Halloween, Nochevieja, Navidad…: ¡hay muchas oportunidades para dejar volar la imaginación!

Dependiendo de la edad de los niños, puedes experimentar con diferentes herramientas y métodos. A partir de los tres años de edad, puedes jugar a construir algo con cartón, por ejemplo, tarjetas de felicitación o marcadores de libros, o con pastas moldeables. Si tienes suficiente espacio incluso puedes hacer las pastas moldeables caseras, permitiendo a los niños entretenerse y ensuciarse las manos, lo que puede ser resultar agradable y gracioso.

Tip:La pasta moldeable más famosa dentro del bricolaje con niños es la pasta salada. Es súper barato, ya que sólo consiste en harina, sal y agua. Le puedes dar el color que quieras y te permite construir realmente cualquier cosa. Una hermosa actividad para niños y adultos.

Otro taller creativo para proponer a los pequeños, pero esta vez al menos a partir de los 7 años, se trata de la escritura. Los niños, muy a menudo, en esta área están limitados por la escuela donde se les da una orientaciòn a seguir.

En cambio, en un taller de escritura creativa, el niño puede divertirse imaginando cualquier cosa y no hay nada correcto o incorrecto (algo que a menudo no entienden). Cuando dejas al niño libre para escribir, lo único que debes controlar es la gramática, pero no puede, ni debe haber una buena o una mala historia.

No sólo bricolaje o escritura: otras actividades para que los niños hagan en casa

Si te gusta la idea de hacer talleres creativos con tus hijos, aquí hay algunas otras ideas que no se pueden perder:

  • Reciclaje creativo: consiste en construir objetos a partir de materiales de desecho, es ideal para estimular el pensamiento sostenible.
  • Haz slime en casa: una tendencia real en este momento que parece reducir el estrés y entretiene de sobremanera a los niños.
  • Hagan disfrases: diseñar y armar juntos máscaras de carnaval o de Halloween.
  • Realicen cualquier cosa que implique el uso de la imaginación para crear algo.

¿Qué esperas para empezar a realizar nuevas tareas y juegos con tus niños y no solo compartir un hermoso momento juntos sino que también estimular su imaginacón? Pon manos a la obra!