Inicio » 5 destinos bonaerenses

5 destinos bonaerenses

Si todavía falta para tus vacaciones pero necesitas relajarte y disfrutar de unos días tranquilos, esta nota es para vos. Te recomendamos cinco lugares de la provincia de Buenos Aires ideales para una escapada de fin de semana.!

1. San Antonio de Areco

A poco más de 100 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, San Antonio de Areco es el lugar perfecto para desconectarte del estrés citadino y conocer las tradiciones criollas. Visitá el Parque Criollo y Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes, que recorre la vida del escritor del clásico Don Segundo Sombra, nacido en Areco, y rescata las costumbres y modos de vida de los gauchos.

La Estancia la Porteña, en la que Güiraldes pasó largas temporadas desde su infancia, es ideal para disfrutar de un día de campo. Está rodeada por un hermoso parque diseñado por el paisajista francés Charles Thays. Podés realizar caminatas y cabalgatas guiadas y deleitarte con un asado.

Para comer una rica picada, podés visitar el Boliche de Bessonart. Es una casona construida en el siglo XIX, con paredes desgastadas y piso de ladrillo, en la que desde hace décadas se reúnen los parroquianos. Si sos amante del chocolate, no te vayas sin probar los productos de La Olla de Cobre. ¿Dónde hospedarte? Alma de Proa es un lindísimo Bed & Breakfast ubicado en el centro histórico de San Antonio de Areco.

2. Chascomús

La ciudad de Chascomús está ubicada a 120 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. Si la visitás, recorré el centro histórico: calles tranquilas, esquinas sin ochava, construcciones coloniales y una bella costanera con parques y paradores. Si te gusta la historia, visitá el Museo Pampeano, la Casa del Casco y la Capilla de los Negros.

También podés tomar un bote de remos o una canoa canadiense para recorrer la laguna de Chascomús. Los paseos a caballo o en bicicleta son perfectos para conocer la llanura pampeana y ver sus sembrados de maíz, girasol y soja y sus potreros con ganado Aberdeen Angus.

Podés hospedarte en la estancia La Horqueta, emplazada a orillas de la Laguna Vitel. Es ideal para ir con chicos. Tiene pileta, mini cancha de fútbol, red de voley, juego de cróquet y mesa de ping pong.

3. San Pedro

San Pedro está ubicada a sólo 164 kilómetros de la Capital: la distancia ideal para una escapada de fin de semana. ¿Qué hacer? Recorré el casco histórico. Visitas obligadas: el Palacio Municipal, el Castillo Francés, la “Casa más Antigua” y la Plazoleta Fray Cayetano Rodríguez, el punto panorámico más tradicional de la ciudad.

San Pedro es la Capital Nacional de la Ensaimada Argentina, así que no te podes ir sin probarla. Además, San Pedro se destaca por su producción de frutas y plantas. Antes de llegar a la ciudad, vas a encontrar al costado del camino puestos que venden naranjas, duraznos y otras frutas. ¡No dejes de probarlas!

Recorré el Vía Crucis: 14 estaciones que empiezan en el área costera y ascienden hasta llegar a una cruz de quebracho ubicada ante las gradas de un anfiteatro. Tenés lindas vistas de la laguna de San Pedro y del río Paraná. Si no te alcanza con mirar el río y querés recorrerlo, podés optar por un paseo en bote.

Visitá el Monumento a los Héroes de la Batalla de Vuelta de Obligado. Está ubicado a sólo 19 kilómetros de la ciudad de San Pedro y la ruta que te lleva hasta allá está rodeada de campos de frutales, viveros y árboles. El monumento está emplazado en una Reserva Natural con senderos para recorrer y una hermosa vista del río Paraná, perfecta para una tarde de mates.

¿Dónde hospedarte en San Pedro? La Posada de los Sueños es una buena opción si viajas en familia (si querés, podés llevar a tu mascota) o con un grupo de amigos.

4. Mar del Plata

Es un destino ideal para aquellos que quieran combinar naturaleza, actividades culturales y vida nocturna. Hay opciones para todos los gustos y propuestas para disfrutar en familia, en pareja o con amigos. Si no conocés la ciudad, no te vayas sin recorrer la Rambla Casino (allí se encuentra la emblemática escultura del lobo marino) y el Puerto (y la reserva de lobos marinos).

¿Qué más hacer? Visitá las playas del sur. Si no te tocan días de calor, unos mates con el mar en el horizonte son un excelente plan para relajarte y recargar energías. Si te gusta el deporte, animate a tomar una o dos clases de surf.

El Centro Cultural Villa Victoria Ocampo, emplazado en la que fue la casa de veraneo de la escritora, ofrece en exposición permanente mobiliario original de principios del siglo XX, muestras temporarias de arte, ciclos musicales y teatro. Otra propuesta cultural interesante y apta para días de lluvia es la visita al Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata.

Si querés disfrutar de una rica merienda visitá La Cabaña del Bosque y deleitate con sus riquísimos tés y tortas. Para la cena, te recomendamos el restaurante A la que te criaste. Si sos amante de la cerveza, acercate a la Cervecería Antares.

¿Dónde hospedarte? Elegí el hotel boutique Villa Nuccia, un cálido y elegante caserón de los años 40 ubicado a pocas cuadras de Playa Varese. Otra opción encantadora es el hostal Los Nobles, situado en el Bosque Peralta Ramos a 12 cuadras de las Playas del Sur.

5. Tandil

Las sierras son uno de los principales atractivos de la ciudad de Tandil, ubicada al sudeste de la Provincia de Buenos Aires. Recorré el Cerro Movediza –allí está emplazada la réplica de la legendaria Piedra Movediza-, el Cerro Centinela y el Cerro El Mate. Allí podés disfrutar de actividades divertidas para toda la familia, como rappel, tirolesa, escalada, mountain bike.

No te vayas sin probar los riquísimos salames y quesos tandilenses. Visitá Época de Quesos, instalado en un típico rancho pampeano de 1860. Cabaña Las Dinas, especializada en ahumados, es un clásico de la zona que no te podés perder.

¿Dónde hospedarte? La Posada La Protegida es una opción perfecta para quienes quieran relajarse y disfrutar de la tranquilidad y los paisajes serranos. Otra opción recomendable es la Hostería de la Cascada.