Inicio » Cómo financiar la compra de un 0km

Cómo financiar la compra de un 0km

Si estas pensando en cambiar el auto o en comprar tu primer 0km, ¡tenés muchas alternativas para analizar!

En primer lugar es importante saber si contáis con un poco de dinero ahorrado o si ya tenes un auto y pensáis cambiarlo, ya que el financiamiento que ofrecen las concesionarias es una muy buena alternativa si no necesitas el 100% del valor del vehículo. Consiste en promociones para poder financiar la compra de ciertos modelos con muy buenas tasas de interés. El monto máximo financiado depende de cada concesionaria, en algunos casos no puede superar el 30% del valor del vehículo, mientras que en otros te permiten financiar hasta el 80%. En general se realizan planes de 12 o 24 cuotas, sin embargo algunas compañías poseen plazos de hasta 48 o 60 meses.

Otra opción es solicitar un préstamo personal o préstamo prendario. Estas dos opciones son muy similares. En el caso del préstamo personal, consiste en solicitar el dinero que necesites para la compra del vehículo y mensualmente abonas las cuotas del crédito. Por su parte, el préstamo prendario, además, requiere realizar una prenda sobre el vehículo, quedando éste como garantía para los pagos futuros. Si bien las tasas de interés de un crédito prendario pueden llegar a ser más bajas que las del préstamo personal, hay que tener en cuenta el monto máximo de otorgamiento y los gastos adicionales para determinar cuál sería la mejor opción.

Por otro lado, si necesitas financiar el 100% del valor del automóvil, una buena opción sería adquirir el vehículo mediante leasing o alquiler con opción a compra. Consiste en firmar un contrato a través del cual te comprometes al pago de un monto mensual a cambio de la utilización del automóvil. En todos los casos dicho vehículo pertenece a la entidad, sin embargo en el contrato se estipula un valor al cual, una vez cumplido el pago de una cantidad de cuotas predeterminadas, podrás ejercer la opción de compra del auto. Además, si no necesitas financiar el 100% del vehículo, te permite adelantar hasta el 40% del mismo y financiar el resto. Los contratos poseen una duración de hasta 36 meses a tasa fija y en caso del que no decidas adquirir el vehículo, podrás devolverlo, o firmar un nuevo contrato de leasing.

Otra alternativa son los planes de ahorro, ya que podes abonar en cuotas la totalidad del vehículo. Consiste en armar grupos de aportantes, y a medida que ingresa dinero al fondo se van comprando y entregando los vehículos. Por lo general, todos los meses se entrega un vehículo mediante un sorteo entre todos los miembros del grupo y uno mediante una licitación (gana quien esté dispuesto a adelantar la mayor cantidad de pagos). La mayoría de los planes que ofrecen hoy en día las compañías son de 84 cuotas, y el valor de cada aporte surge de dividir el precio de lista del vehículo por la cantidad de cuotas totales (más algún gasto administrativo). Para algunos modelos de vehículos también está disponible la opción de abonar el 70% en cuotas y el 30% al momento de la adjudicación del 0km. La única desventaja es que no dispones del vehículo desde el primer momento, ya que las entregas dependen del sorteo o de quien gane la licitación. Pero si no estás apurada y a su vez queréis ahorrar, esta sería una muy buena elección.