Inicio » Nuevo hermanito: cómo ayudar a tu hijo a adaptarse

Nuevo hermanito: cómo ayudar a tu hijo a adaptarse

Todo nacimiento es una revolución. Con la llegada de un bebé a casa, los adultos tienen el desafío de reacomodar las rutinas, los espacios y las relaciones. Si es el primer hijo, todo suele verse magnificado por la falta de experiencia, pero cuando ya hay niños surge otro tema: los celos. Por mucho que el mayor haya deseado la llegada de un hermanito, cuando la panza de mamá se transforma en una pequeña persona de carne y hueso que llora, demanda y capta la atención de todo el mundo, el ideal del compañero de aventuras puede convertirse para el primogénito en una pesadilla hecha realidad. Está en manos de los padres ayudarlo a transitar de la mejor manera esa mezcla de amor y odio, y generar un buen vínculo desde el principio.

Cuando Martín se enteró de que iba a tener una hermanita saltaba de contento, les contaba a todos los compañeros del jardín y ayudaba a la mamá a decorar el cuarto. “No podíamos creer lo bien que se lo había tomado”, cuenta Josefina. “Quería acompañarme al obstetra para ver las ecografías, proponía nombres y hacía dibujos para regalarle a su futura hermana. Todo fue de película hasta el día que llegamos a casa con la beba. Martín empezó a estar súper caprichoso, no hacía caso en nada y hasta le preguntaba al papá cuándo se iba la hermana”. Los celos, los sentimientos encontrados y las regresiones son las reacciones típicas frente a la llegada de un hermanito.  El miedo a perder el amor de los padres y a ser desplazado afecta a la mayoría de los niños y es más fuerte cuanto menor sea la diferencia de edad.

Lo primero que hay que hacer como mamás es no enloquecer y comprender las reacciones poco felices de nuestro hijo mayor. El niño que hasta ese momento era el rey de la casa de un día para el otro tiene que compartir a sus padres, sus juguetes y, en muchos casos, la habitación. Puede que se comporte de manera agresiva, se haga pis en la cama, hable como un bebé y se muestre irritable y especialmente demandante. A no desesperar: es un proceso que hay que atravesar y que tarde o temprano se supera. La actitud de los padres es clave. Retar al hijo mayor y separarlo del recién nacido resulta contraproducente, te pasamos una serie de tips para tener en cuenta a la hora de ayudarlo a adaptarse a la nueva vida.

 

  1. Hablá: Por más chiquito que sea, es importante que le hables al mayor sobre la llegada del nuevo integrante de la familia. Explicale que no vas a dejar de quererlo, que tiene que aprender a compartir y que cuando el bebé crezca van a poder jugar y divertirse juntos.
  2. Incorporalo: Una buena forma de que acepte al hermanito es haciéndolo parte de la aventura: pedíle consejos sobre cómo decorar el cuarto, dejá que elija la ropita del bebé, que te ayude a bañarlo y que aprenda a cambiarle los pañales o a darle el chupete.
  3. Dedicale tiempo exclusivo: Por más sobrecargada que te sientas es importante que estés con tu hijo mayor aunque sea un rato cada día. Podés aprovechar para ayudarlo con la tarea de la escuela, bañarlo, jugar o conversar sobre sus dibujos animados preferidos. La idea es que no pierdan sus momentos a solas así no se siente desplazado.
  4. No lo obligues: Si no está interesado en su hermano menor o se niega a jugar con él, dale tiempo sin presionarlo. Dejá que exprese en sus sentimientos sin reprimirlo y tratá de generar espacios donde puedan conectar.
  5. Paciencia: No esperes que todo resulte de maravillas a la primer semana y no te frustres si no sucede. La competencia y los celos entre hermanos son algo natural. A medida que el bebé crezca va a poder compartir más momentos y juegos con el mayor y eso fortalecerá el vínculo.

 

Las películas, canciones y libros infantiles sobre la llegada de un hermano son de gran utilidad. La canción de Luis Pescetti llamada “Me va a nacer un hermanito”, las historietas del dibujante Chanti “Mayor y menor”, los dibujos animados de “Los Rugrats” y libros como“Nació mi hermanita” de Mónica Beatriz Aguirre y “Mi primer hermanito”, de la editorial infantil El Gato de Hojalata,  pueden ayudar mucho a tu hijo más grande a aceptar con amor y humor al pequeño de la familia.