Inicio » Tendencias otoño-invierno

Tendencias otoño-invierno

Las novedades en materia de moda comienzan a desalojar de las vidrieras a los sales veraniegos. Conoce lo que viene y refresca el placard a tu medida.

Como cada vez que se renueva una temporada, es útil conocer de antemano con qué vamos a toparnos para salir a la calle sabiendo qué buscar específicamente.

La asesora de imagen Laura Malpeli de Jordaan, creadora de Styletto, nos habló acerca de la paleta de colores que va a predominar en las nuevas colecciones: “Los neutros cobran protagonismo; sobre todo el negro, pero también los grises, el blanco roto y el nude. Se complementan con tonos apastelados, entre los que se destacan el celeste y el rosado”. Agrega que también otros más llamativos, como el bordeaux o el azul, van a tener presencia tanto en las prendas como en pequeños detalles que dan vida a los outfits.

Pero el hecho de que “se usen” no significa que necesariamente nos resulten favorecedores. Laura explica que “es fundamental que los colores a llevar cerca del rostro sean sentadores, no sólo según el tono de piel sino también en base al de los ojos y el pelo”.

El negro cerca de la cara es un tono que se luce en personas de cabello y ojos oscuros (como Catherine Zeta-Jones) así como de cabello oscuro y ojos claros (Liv Tyler). “El resto de las personas se verá mejor si usa algún otro tono junto al negro, ya que de lo contrario dará aspecto de cansancio y quitará luminosidad -además de resaltar cualquier imperfección”, acota la especialista.

Los tonos apastelados y los neutros claros son ideales para mujeres de cabello y ojos claros (Naomi Watts), mientras que aquellos más intensos como el bordeaux son mejores para mujeres de cabello y ojos oscuros.

Esta temporada conviven diferentes tendencias y las prendas it van a ser los abrigos oversize, ponchos, las parkas, los pantalones acampanados, las leggings, la camisa de denim, los jeans, sweaters de tejido grueso y las faldas midi. Para combinarlos, la asesora de imagen recomienda que nos basemos en:

  • Nuestro estilo propio: de nada sirve incorporar una tendencia si nos genera incomodidad, porque es incompatible con nuestros gustos.
  • El contexto en que estemos, para no desentonar.
  • Buscar armonía en la imagen a proyectar, por lo que las prendas deben combinar y guardar coherencia entre sí; debe haber un hilo conductor en el outfit.

Si hablamos de cómo combinar prendas de vanguardia, no podemos dejar de mencionar a los básicos, prácticamente atemporales. La asesora de imagen Ana Laura Sergio, de Camerino, sugiere que nunca falten “una camisa blanca impecable, un traje sastre (con pantalón o pollera), una campera de cuero, un sweater de cashmere escote V, remeras básicas blancas y negras, un par de jeans de calce perfecto, un trench, un par de botas del alto de la caña que mejor nos siente, unas chatitas o mocasines (según el estilo de cada una), un par de stilettos básicos y unas zapatillas”.

Y como un consejo bien dado nunca sobra, consultamos a las expertas acerca de qué es mejor evitar a la hora de vestirnos. Laura Malpeli de Jordaan recomienda, en primer lugar, descartar los calces poco adecuados: “La prenda debe respetar el estilo y adaptarse al ámbito; si es oversize, debe notarse que la intención es que tenga esas dimensiones”, y agrega que tampoco debe verse demasiado ajustada. Por otro lado, conviene olvidarse de los cortes que no favorezcan a nuestra figura o proporciones. Por ejemplo, si los hombros son más anchos que la cadera, un tejido demasiado grueso en una prenda superior no será la mejor alternativa.

Ana Laura recomienda hacer buen uso de los accesorios para prevenir outfits demasiado sencillos: “En invierno, los guantes de cuero/cuerina visten y dan elegancia. Imagínate a una mujer vestida de negro con guantes, una regia cartera de color y un pañuelo al tono. No falla. Si hablamos de una persona más informal, se puede complementar un outfit de jeans con remera o camisa con un buen cinturón y chatitas”. ¡Tampoco falla!