Inicio » Dónde invertir

Dónde invertir

Si tenes algo de plata ahorrada, ¡no la guardes abajo del colchón! Hoy existen muchas alternativas de inversión, al alcance de todos y con muy pocos requisitos. Hay distintas opciones para que pongas a trabajar tus ahorros. Lo más importante es saber que cada inversión posee un rendimiento (tasa de interés), un plazo de duración y un riesgo asociado. Cuanto mayor riesgo estés dispuesta a asumir, mayor podría ser la ganancia obtenida.

Depósitos a Plazo Fijo

Esta quizás sea la alternativa más conocida y funciona de una manera muy simple. Consiste en dejar tus ahorros depositados durante la cantidad de días que vos decidas (el plazo mínimo son 30 días) y luego de ese período recibís tu dinero más los intereses que se generaron con la inversión. Las tasas de interés varían según el plazo del depósito, a mayor cantidad de días mayor será la rentabilidad de tus ahorros.

Bonos y Acciones

Es más sencillo de lo que parece: un bono es un instrumento que utilizan tanto empresas privadas como gobiernos nacionales o provinciales para financiarse. Al momento de emitirse el bono, se determinan la tasa de interés, la fecha de vencimiento y los plazos en los que se irá abonando tanto el capital invertido como el interés ganado. Así un bono puede reintegrar el total invertido al vencimiento o de forma periódica junto con los intereses. Al igual que toda inversión, el bono posee un riesgo que se encuentra asociado principalmente a la confianza que genere el emisor y a la proximidad del vencimiento. A diferencia de un bono, una acción no paga un interés pre-establecido ni posee una fecha de vencimiento, ya que la misma está ligada al patrimonio total de una empresa y el rendimiento estará determinado por el desempeño de la organización que se refleja en el precio de la acción.

Fondos Comunes de Inversión

Un fondo común de inversión está administrado por especialistas, quienes invierten en forma conjunta los ahorros de distintos inversores con los mismos objetivos, obteniendo así mayores rendimientos. Los administradores del fondo dividen las inversiones en diferentes instrumentos financieros, por ejemplo, una parte del dinero se puede colocar en un depósito a plazo fijo y el resto se destina a comprar bonos, acciones, etc. Existen distintos fondos de inversión, dependiendo del nivel de riesgo que se esté dispuesto a asumir, la duración de la inversión, y la rentabilidad esperada. Así algunos fondos estarán compuestos por instrumentos de bajo riesgo y a corto plazo, mientras que otros implicarán un riesgo y un plazo de inversión mayor a fin de obtener un rendimiento más alto.

Actualmente la mayoría de los bancos brindan asesoramiento para ayudarte a elegir cuál es la mejor alternativa de inversión de acuerdo a tus objetivos. Si tenes dudas o inquietudes, nada mejor que preguntarle a los especialistas. Invertir no es complejo, ¡hasta podes hacerlo sin moverte de tu casa!