Inicio » Nora Cárpena, Mercedes Carreras, Zulma Faiad y Silvia Montanari en Buenos Aires de Mujer

Nora Cárpena, Mercedes Carreras, Zulma Faiad y Silvia Montanari en Buenos Aires de Mujer

Nora Cárpena, Mercedes Carreras, Zulma Faiad y Silvia Montanari en Buenos Aires de Mujer

Las actrices Nora Cárpena, Mercedes Carreras, Zulma Faiad y Silvia Montanari, que protagonizan Mujeres de Ceniza, participaron de un nuevo encuentro de Buenos Aires de Mujer en Amijai. Silvina Chediek condujo el evento, donde las cuatro artistas conversaron sobre sus carreras, su familia y el rol de la mujer en la actualidad. Gustavo Marangoni, presidente del Banco Provincia, les entregó una distinción por su trayectoria.

“Son cuatro mujeres encantadoras. Muchas gracias por esta conversación. El premio es un símbolo del reconocimiento y la distinción que hace mucho tiempo les da el público”, aseguró Marangoni ante un auditorio repleto.

Las cuatro actrices coincidieron en la felicidad que les brinda la profesión. “Soy una mujer afortunada y trabajar a esta altura de mi vida con estas grosas es un regalo”, aseguró Mercedes Cárpena. Zulma Faiad, por su parte, declaró: “Siempre hice lo que quise y amé lo que hice. Empecé a bailar a los 7 años, estudié en el Colón y a los 18 comencé con teatro infantil en el Cervantes. Yo sabía que iba a llegar a esta edad sin arrugas en el alma”. Nora Cárpena, de familia de actores, afirmó: “Nunca tuve dudas de qué se puede ser en la vida. Vivía rodeada de artistas. Tuve mi primera gira a los 13 años. Por suerte trabajé siempre como protagonista”. Silvia Montanari coincidió: “Comencé a los 15 años con mucha suerte. Fui a Canal 7 con mi papá y me dieron el protagónico. De ahí en adelante nadie dudó de mi papel. Ahora agradezco a Dios que a esta edad todavía la gente te da un beso y un abrazo a la salida del teatro”.

Además, coincidieron en la complejidad de conciliar el trabajo con la maternidad. Cárpena, con cuatro hijos, 14 nietos y un bisnieto, reflexionó: “Los hijos no ven en nuestra profesión un rival. Yo veo el amor de Silvia por su hijo, la preocupación de Zulma por los suyos, Nora fue a actuar a Mar del Plata acompañada de toda su familia mientras atraviesan una situación difícil como es la enfermedad de su marido. Son un ejemplo”. Aseguraron que su familia siempre fue prioridad, aunque no siempre era fácil encontrar el equilibrio. “Nosotros todavía nos juntamos a comer. A veces sufrí cuando trabajábamos los dos por ver con quién dejábamos a nuestras hijas, otras veces las llevaba y dormían en el camarín. Por suerte tuve amigos y familia que me ayudaban”, relató Cárpena. Por su parte, Carreras destacó que “también hay que aprender a decir que no. Yo tuve cuatro chicos muy seguidos y tuve que hacer pequeños renunciamientos como decirle que no a Romay cuando me ofreció un papel en ‘El violinista en el tejado’”. Asimismo, Montaner contó: “Cuando nació Rodrigo se transformó en lo único para mí. Muchas veces dije que no al cine o al teatro. El cine me lo cobró cuando ya me había separado: hice una película malísima para pagar la escuela de mi hijo. Pero igual lo hice y él ahora está feliz”. También Faiad tuvo que renunciar a algunos trabajos: “En el ’78 yo volví a México y mis hijas lloraban que querían estar en Argentina, así que finalmente regresé. Es tan difícil con hijos poder cumplir nuestros sueños profesionales”.

Zulma Faiad, además, fue Directora de la Secretaría de la Mujer de la Municipalidad de Vicente López. “Hemos hecho mucho contra la violencia de género anónimamente. Creo que hoy estamos peor. Ahora tiene promoción, las mujeres hablan, pero hay cada día más asesinatos. Por suerte los medios y la jurisprudencia ya entendió que no es ‘emoción violenta’, sino ‘asesinato’”. Carreras afirmó: “En mi generación no se hablaba del tema. Por suerte ahora sí. Pero hay que preocuparse por la educación, por los medios de comunicación. La mujer pasó a ser una mercancía”. Cárpena destacó que los cómicos de antaño hacían una utilización de la mujer: “En el programa de Porcel todo el humor giraba en torno al cuerpo de la mujer. Hoy cambió la cabeza. Aunque sigue habiendo algunas cosas. La violencia también evoluciona. El lenguaje hoy en televisión es violento”.

Las protagonistas de Mujeres de Cenizas también hablaron sobre sus amores, religión y estética. Faiad aseguró: “Como somos por dentro, somos por fuera”. Todas agradecieron al director de la obra Roberto Antier que las convocó personalmente y con quien cada una posee una relación de años de amistad y trabajo.